Translate

dilluns, 24 de setembre de 2012

DARRER INFORME DEL CRE (CENTRE RECERCA ECONÒMICA) BALEAR.

El CRE advierte de que la economía balear está ´en alerta roja´






El director del Centre de Recerca Econòmica (CRE) de Baleares, Antoni Riera, ha pedido a los agentes económicos, sociales y políticos de Baleares una respuesta conjunta a la crisis ante una situación de "alerta roja", y ha añadido que "todos deben darse la mano" porque el desarrollo de las islas está "en juego".
El máximo responsable de este organismo integrado por la Universidad balear y Sa Nostra ha subrayado que es necesario este acuerdo para salvar el futuro de la economía balear, y no ya de la actual generación, sino de las futuras.
Las políticas que se están aplicado "no están dando resultados; por más que nos esforzamos los resultados no son los que tocan", ha subrayado Riera, para quien la respuesta al "virus de la crisis" en Baleares no debe solo individual a nivel institucional y política, empresarial o sindical, sino "colectiva".
"Con el conflicto no lo conseguiremos", ha aseverado el economista, que ha considerado necesario "ponerse las pilas" para garantizar el bienestar e impulsar la innovación y la competitividad del archipiélago.
El CRE mantiene por el momento un decrecimiento económico para las islas para este año del 0,5 %, ha recordado Riera, que ha sostenido que el actual modelo turístico está "agotado", lo que se demuestra al comprobar que continuamente se están rebasando los récords en la llegada de visitantes, pero ni aumentan los ingresos ni los puestos de trabajo.
"Es necesario una nueva manera de hacer las cosas: no podemos seguir duplicando esfuerzos o dispersando iniciativas, necesitamos que mejore el sistema en conjunto", ha mantenido Riera con ocasión de la presentación del informe económico y social de las islas de 2011, que se cerró con un crecimiento de la economía balear del 0,3 %, que resulta "insuficiente", ha puntualizado Riera.
El año pasado concluyó con un crecimiento del 0,9 % del sector servicios, mientras que cayeron la industria y la construcción en un 0,9 y un 2,9 %, respectivamente.
En opinión del profesor de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), el problema es que la crisis por la que atraviesa Baleares es estructural y no coyuntural, por lo que es necesario iniciar un proceso de transformación de la economía "capaz" de crear riqueza y ocupación, algo que no está sucediendo ni prevé que ocurra si se prosigue con el actual sistema productivo y empresarial.
Baleares "tiene futuro, pero hay que afrontar la realidad de una manera diferente", ha manifestado Riera, que ha aclarado que no se trata de buscar "culpables", sino de "buscar consensos" porque "lo que está en juego no es quién paga la cuenta del restaurante, sino si se podrá ir al restaurante".
Entre las conclusiones negativas de este informe se advierte de la "erosión" del bienestar en las islas, de la pérdida de competitividad, de "debilidades" estructurales como la falta de inversión en I+D, de la "fuga" de personal cualificado fuera de las islas o de la dificultades de acceso a la financiación.
Frente a ello, el CRE considera posible garantizar la competitividad, diferenciar la oferta, promover un desarrollo integral, equilibrar las cuentas públicas o buscar financiación.
Riera ha sido preguntado sobre el actual sistema de financiación de Baleares y su influencia en la crisis balear, a lo que ha respondido que tan importante son los recursos que recibe una comunidad, como en qué se invierten y cómo se aprovechan.
Todas comunidades que se encuentran por encima de la media española en renta per cápita, caso del País Vasco, Navarra, Madrid o Cataluña -Baleares está en séptima posición-, están haciendo esfuerzos en dejar de lado "maneras de hacer obsoletas" y están impulsando la formación y el conocimiento, ha insistido Riera.
"Las Baleares están padeciendo las consecuencias negativas de la crisis, pero no aprovechando las consecuencias positivas que tiene un proceso así, que son oportunidades magníficas para limpiar y desarrollar nuevos nichos de valor y para dinamizar los sectores tradicionales", ha dicho.